Síguenos
Volver

¿Es bueno dormir siestas? Descúbrelo aquí

¿Es bueno dormir siestas? Descúbrelo aquí

¿Cuántas veces hemos estado en el colegio, universidad o trabajo, a media tarde deseando estar en nuestra cama para tomar una siesta? Dormir debe ser de los pocos placeres que se puede disfrutar de forma gratuita y constantemente, sobre todo cuando estamos cansados o con poca energía. Incluso, en algunos lugares de nuestro país y a lo largo del mundo, existen pausas permitidas para que la gente recargue energías a través de la tan anhelada siesta.


Bajo este punto es que nos preguntamos, ¿será realmente bueno tomar una siesta entre nuestras actividades diarias?, según un artículo publicado por Nature Neuroscience, Mednick “tomar una siesta no sólo reduce el riesgo de cometer errores en el trabajo, sino que aumenta el rendimiento laboral en un 30%” y, por si fuese poco, tiene una infinidad de beneficios como retrasar el envejecimiento, mejorar la vida sexual, reducir el riesgo de diabetes, entre otros que te contamos a continuación: 


  1. Mejora tu vida sexual: ayuda a mejorar las alteraciones que provoca la falta de sueño en la vida sexual. 
  2. Retrasa el envejecimiento: según algunas investigaciones, tomar una siesta como parte de tus horas de sueño puede mejorar tu piel y otros tejidos. 
  3. Es un buen aliado para perder peso: está comprobado que estimula la producción de la hormona del crecimiento, que a su vez disminuye la acumulación de grasa en nuestro cuerpo.
  4.  Incrementa la velocidad de respuesta en el movimiento: Harvard realizó una investigación que observó a guitarristas, pianistas, atletas y bailarines, y obtuvo como resultado que la velocidad y habilidad en los movimientos aumentan en aquellas personas que tienen un sueño reparador durante la noche, sumada a una siesta durante el día.
  5. Eleva capacidad en la toma de decisiones: según un estudio que evaluó a pilotos que tomaban una siesta de forma regular, se pudo detectar que los que dormían siesta, tenían una mayor capacidad para prevenir futuros errores y, por ende, tenían mayor capacidad de reacción.
  6. Reduce el riesgo de diabetes: La falta de sueño aumenta los niveles de insulina, convirtiéndose en un factor que puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2. Incluso dormir después de comer es una defensa importante porque controla los azúcares de tu cuerpo.
  7. Estimula el sueño nocturno: pese a que muchas veces pensamos que dormir en la tarde puede interferir en un buen descanso nocturno, tomar siestas regularmente, permite que la sobrecarga de cuerpo y mente disminuya, logrando que durante la noche podamos alcanzar de forma más rápida el sueño. 


¡Como podrás ver, tomar una siesta, además de ser un placer gratuito, es excelente para nuestra mente y cuerpo!

 

 

Subir