Síguenos
Volver

Cocinar con niños, ¡Una aventura más dulce!

Cocinar con niños, ¡Una aventura más dulce!

Cocinar con niños es más fácil y divertido de lo que parece, ya que no solo aprenden a preparar deliciosos platos, también utilizan todos sus sentidos; oliendo, tocando, probando, viendo y escuchando indicaciones para finalizar sus preparaciones.


Antes de comenzar a preparar cualquier tipo de alimento, es muy importante enseñarles de donde provienen porque muchos de ellos no diferencian entre los distintos tipos de carnes ni los animales de los cuales provienen. Esto sucede también con las verduras y frutas, ya que muchas veces les entregamos los alimentos procesados (picados, molidos, en cubos, etc) por lo que es más difícil diferenciar e identificar que alimentos son. Por eso te recomendamos llevarlo a tu supermercado más cercano, para que observe los diferentes alimentos que podemos encontrar ahí y enseñarles de donde provienen, además de sentir y disfrutar de la enorme variedad de frutas, verduras, y carnes.


Cocinar ofrece una experiencia completa porque desarrollan sus capacidades de motricidad fina y coordinación visomotora, también ayuda a seguir indicaciones y medición para comprender un poco mejor la ciencia con pequeños experimentos de química como “¿qué pasa con el agua si se expone a altas temperaturas?”, o “¿cómo se comporta la levadura si aplicamos agua?” Todas estas preguntas se pueden responder al cocinar con niños.


Consejos para cocinar con niños:


1. Dale responsabilidades según su edad: 

  • Entre 3 y 4 años: pueden realizar trabajos como seleccionar y lavar frutas y verduras para luego ayudar en la decoración final de los platos, ya que es el momento en que su motricidad fina está completamente desarrollada.
  • Entre 5 y 6 años: ya están preparados para preparar platos con tu supervisión, es fundamental tu compañía e indicaciones para que sus platos queden perfectos. *Nunca esta demás mencionar que no es recomendable que manejen utensilios como cuchillos, elementos calientes, que estén cerca del fuego o del agua hirviendo, o que tomen algún otro elemento que pueda ser de peligro.

2. Marca con un color verde o similar todos los utensilios de cocina que pueden usar, y enséñale a pedir tu ayuda con los que no estén marcados. De este modo será más fácil para ellos identificar los elementos permitidos.


3. Por lo general a los niños les atraen demasiado los alimentos dulces, por lo que debes procurar que cada vez que ellos se interesen por preparar platos, tengan muchas frutas y alimentos bajos en calorías y azúcares. Sería aún mejor reemplazar el azúcar de las recetas por sustitutos libres de calorías, como nuestra línea de repostería Naturalist Bake.


4. Así como cocinar con niños es todo una aventura, también es importante limpiar todo con ellos. Esto les enseñará responsabilidad, cuidado y respeto de todo lo que tenemos en la casa.

 

 

Subir